Seleccionar página

Una gran cantidad de personas cogemos el coche en invierno, una época en la que las inclemencias meteorológicas (viento, lluvia, niebla, granizo, nieve y hielo) están presentes en las carreteras. Y no digamos nada de esa escasa luz solar de la que disponemos en estos días, los más cortos del año donde a las seis de la tarde ya es de noche y, por tanto, la visibilidad disminuye considerablemente. Así que, amigo conductor, precaución, hay que llegar en condiciones al hogar.

Pero, ¿cómo debemos conducir en estas circunstancias no tan favorables para utilizar un vehículo?

Lo primero no frenaremos de golpe (muchos de los accidentes en la niebla se producen por esta causa), después encenderemos las luces antiniebla, aumentaremos la distancia de seguridad y no perderemos de vista a las líneas de la carretera.

Esperemos que con estos consejos afrontes el invierno con tranquilidad y con un buen espíritu.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies